Debate científico sobre la supuesta pandemia

 

1.- Con la excusa de una supuesta pandemia decretada por la OMS, se están tomando, por parte del Gobierno de España y de las diversas Comunidades Autónomas, unas medidas autoritarias, propias de una dictadura y no de un Estado de Derecho, ya que contravienen los principios y derechos fundamentales de los ciudadanos recogidos en la Constitución Española y en diversos tratados internacionales.

2.- Las medidas aludidas no están respaldadas por la Ciencia Básica, ni por la supuesta Comunidad Científica: entidad ficticia formada por el “oficialismo científico”, ya que numerosos científicos de primer nivel y en todas partes del mundo, están cuestionando los presupuestos en los que se basan y las decisiones que están tomando, tanto la OMS como los diversos gobiernos.

3.- Tanto las medidas sanitarias como políticas y civiles, se supone que son para “proteger a los ciudadanos” en la supuesta pandemia, pero se están tomando por supuestos expertos, desconocidos por la ciudadanía e impuestos por las autoridades gubernamentales, completamente al margen de aquellos (los ciudadanos) a los que se supone quieren a “proteger”.

4.- Los lockdown, cierres y aislamientos, y la restricción de libertades elementales no nos parece que tengan mucho que ver con medidas sanitarias, ya que nunca se han aplicado de esta manera para “luchar contra epidemias” y está demostrado científicamente que producen una elevada morbimortalidad, tanto a medio como a largo plazo, probablemente más de la que se pretende evitar con los mismos.

5.- Mientras se genera la ruina económica y se priva de futuro a amplios sectores de la sociedad (los hosteleros y pequeños autónomos). El gobierno “favorece” con incentivos económicos a sectores que mantienen el status quo de las medidas antilibertad, como son el sector de la información y el sector sanitario y de farmaindustria, al tiempo que se niega a escuchar a las voces disidentes.

6.- Puesto que todas estas medidas son para “proteger” a los ciudadanos opinamos que no se pueden tomar completamente al margen de los ciudadanos. Sostenemos que los políticos que gestionan dichas medidas están a nuestro servicio y como tal, tienen la obligación de escuchar nuestra voz. Incluso sosteniendo que no seamos una amplia mayoría, nuestra Constitución recoge también el derecho de las minorías a ser respetadas. Por ello:

EXIGIMOS AL GOBIERNO DE ESPAÑA la formación de una Mesa de Debate Permanente entre los expertos que considere oportunos y los expertos propuestos por la ciudadanía, nacionales e internacionales que cuestionan las medidas de aislamiento y restricción de derechos fundamentales, así como las “verdades dogmáticas” que sobre esta supuesta pandemia se están aceptando sin discusión posible.

Dicha mesa de debate se formará y trabajará, CON TOTAL TRANSPARENCIA  y con OBSERVADOERES INDEPENDIENTES, y elegidos por la ciudadanía (al margen de los partidos políticos y su demagogia no representativa)  y levantará acta de todos los puntos y acuerdos que se debatan en las reuniones necesarias y oportunas, presenciales y virtuales, para dar oportuno traslado e información a la ciudadanía por todos los medios posibles.

Los acuerdos tomados y consensuados serán VINCULANTES de manera que ninguna Comunidad Autónoma pueda tomar medidas políticas, civiles o sanitarias al margen de lo que el PUEBLO SOBERANO acepte como lo mejor para su salud, su economía y su libertad.